Counselling

Aclara , controla y recoloca

Counselling

Con el counselling o asesoramiento psicológico se establece una relación de ayuda con el cliente, el cual realiza una demanda ante una situación de crisis y cambio del presente difícil de resolver por sí solo.

Se trata de un acompañamiento que permite al cliente clarificar los elementos de la realidad y aumentar su control, favoreciendo su crecimiento personal y la toma de decisiones. Facilita el desarrollo de los propios recursos y capacidades para poder reorganizar, resolver, cambiar o integrar una situación o realidad en la que está bloqueado, de una forma eficiente, clara, rápida y eficaz.
Se ayuda a la persona a identificar y, de esta manera, reconocer y aceptar las emociones conflictivas despertadas por circunstancias perturbadoras determinadas (experiencias traumáticas como accidentes, duelo por muertes cercanas, discapacidades, enfermedades que amenazan la vida, pérdida de empleo o casa, dificultades matrimoniales, o relaciones rotas no resueltas). Partiendo de que cada individuo posee la capacidad de reflexionar y actuar cuando se establece el espacio y las circunstancias adecuadas. Ese espacio y esas circunstancias son alimentadas a través del diálogo en un proceso orientado hacia la resolución del problema en el presente.
De tal manera, siguiendo dicho principio original y la aportación actual del estudio científico de la Psicología ofrezco las siguientes actuaciones profesionales:
Se respeta en todo momento el derecho del cliente a tomar tales decisiones con su propio sistema de valores, habilidades propias y capacidad de autodeterminación. Y se hace uso de los principios de la comunicación en el contexto de la relación, con el fin de desarrollar el autoconocimiento, la aceptación, el crecimiento emocional y los recursos personales.
Por tanto, el counselling es un acompañamiento profesional donde se establece una relación de ayuda mediante la cual se acompaña ante las crisis o encrucijadas de la vida, facilitando al cliente la tarea de afrontamiento desde su autonomía. Lo que supone escuchar sin juzgar, sin dar lecciones, sin opinar, sin aconsejar, sin quitar importancia a lo que se dice, sin hacer preguntas excesivas y sin dar consuelo de forma aislada. No se trata de dar respuestas sino de conseguir que cada uno encuentre las suyas propias. Con tal escucha activa, una actitud empática y una respetuosa incondicionalidad se guía a la persona para explorar y comprender qué le ocurre. Que identifique por sí misma su situación y qué recursos tiene para hacerle frente.
Objetivo. Ayudar a abordar una situación de dificultad vital para adquirir confianza, generar estrategias propias y desarrollar la resiliencia necesaria que posibilite aprender a ser uno mismo de manera integral sin fraccionarse. Aumentar la autonomía de la persona respecto a su ambiente social, profesional y cultural. Proporcionar herramientas en el “aquí y ahora” que permitan un adecuado afrontamiento de aquellas situaciones difíciles, a través de un análisis de cuáles son las necesidades y cuáles son los recursos personales y comunitarios del entorno que se pueden movilizar.
¿A quién va dirigido? A quienes necesiten hablar para saber cómo resolver una situación que les inquieta o preocupa, qué decisiones tomar, cómo seguir un determinado camino. Se desarrolla con personas en crisis vitales; y también con profesionales y corporaciones cuyas labores impliquen ayuda (médicos, enfermeros, psicólogos, trabajadores sociales, animadores, sacerdotes, abogados, profesores, etc.) y que quieran humanizar sus procesos.

"Crecer es aprender a despedirse. En la vida estaremos siempre diciendo adiós, que eso no nos impida amar"

Psicojuande